Equipo Interdisciplinario

Mª Dolores Vidal – Directora y Fundadora

Madre de Lucía, Mª Noel, Candela y Rodrigo, este último con diagnóstico de T.E.A. Las dificultades de su hijo la han llevado a indagar profundamente sobre todos los aspectos relacionados con los TEA (causas, diferentes modelos de intervención y abordaje, sistemas de comunicación alternativos y aumentativos, etc.), asistiendo a cursos, seminarios y talleres tanto en Uruguay como en el exterior. La idea de formar Integratea surge porque cree firmemente que las familias deben de tener un papel activo en el tratamiento y en la intervención que se brinda al niño/a, siendo co-partícipes de esto junto a los profesionales implicados en tan ardua y maravillosa tarea. No se puede trabajar efectivamente si no se hace en conjunto, mirando hacia un mismo lado, sumando esfuerzos, familias, terapeutas y centros de estudios. Para que esto sea posible, es imprescindible la formación y el compromiso del entorno cercano del niño; esto es la base de Integratea: orientar, capacitar y dar herramientas a los papás para que puedan ayudar a sus hijos activamente y no sean solamente meros espectadores. “La familia es la clave del cambio”.


Hildenith Cabrera – Terapeuta Ocupacional 2006, Diplomada en Autismo, Especialista en Estimulación Temprana, Rehabilitación Física e Integración Sensorial.

Madre de Valentina (diagnosticada a los dos años de edad dentro del espectro del autismo tipo moderado, quien hoy puntúa fuera de la condición solo con sutilezas del diagnóstico) y Héctor (retardo en la adquisición del habla). Terapeuta ocupacional infantil desde el año 2006, dedicada a la atención de niños dentro de los trastornos del espectro del autismo y condiciones similares, así como otra serie de patologías de tipo fisico/neurológico. Su trabajo se caracteriza por el uso combinado de estrategias terapéuticas basadas en el juego, socialización, estimulación multi-sensorial y psicomotriz, partiendo de la idea de ver al niño como un todo y no solamente a través de su diagnóstico, con el convencimiento que no se puede tener éxito si no se forma una tríada perfecta Familia-Terapias-Escuela. Amplia experiencia en la formación y capacitación a padres, maestros y otros especialistas afines en el área de la integración escolar y la estimulación en el hogar. “El niño pasa en terapias una o dos horas por semana, pero con sus padres y maestros toda una vida”. 


María Verónica Paradizo – Lic. en Psicología UdelaR – Acompañamiento Terapéutico AUDEP.

Su línea de trabajo es la evaluación, estimulación y rehabilitación cognitiva a niños y adolescente con trastornos del aprendizaje y del desarrollo. La estimulación cognitiva parte de que el cerebro es fundamentalmente plástico, es decir, susceptible de modificar su estructura y funcionamiento, bajo condiciones apropiadas, ayuda a construir funciones sociales, motoras, cognitivas, a partir del desarrollo de operaciones cognitivas. Basa dicho trabajo en la convicción de la integridad tanto en la evaluación como en lo terapéutico, donde la familia posee un saber sobre el niño o niña indispensable para la evaluación como para el tratamiento. “Cada niño es único, al igual que sus tiempos para aprender”.


Laura Ramos – Maestra de Educación Especial.

Desde el 2015  a cargo del grupo TEA de la escuela 88 de Educación Especial. Se ha capacitado y entrenado para el abordaje de diferentes patologías y condiciones entre las que figuran: Discapacidad Intelectual, Visual, Motriz y Acompañamiento Terapéutico. “Trabajar con niños con autismo es un regalo al alma, es poder ver con otros ojos la vida misma. Transitar este camino no es fácil si se hace sólo, construirlo junto a las familias es empoderarse en beneficio del niño y su entorno inmediato”.


José Luis Uzcategui – Chef de cocina Internacional dedicado al área Sin Gluten.

Sensible al trigo, TEA de alto funcionamiento diagnosticado a los 38 años de edad, dedicado a la elaboración de alimentos destinados a personas con celiaquía, intolerancias, sensibilidad o alergias alimentarias al gluten, azúcar, caseína, entre otras. Investigador, facilitador de talleres prácticos/teóricos para la formación de padres y demás interesados en el área. A pesar de padecer una condición que genera trastornos debido al gluten, la razón por la que inicia en el mundo sin gluten fue la necesidad de alimentar bien a su pequeña, pues la misma fue diagnosticada TEA a los dos años de edad y por recomendación del Nutricionista necesitaba una dieta libre de gluten. Luego extendió sus actividades, debido a que las madres de los niños que asistían al instituto presidido por su esposa le solicitaron como servicio el suministro de alimentos para sus bebés. Es así como comienza el proyecto de productos chati, el nombre por su niña y pocho cookies por su niño. Ofrece el servicio de elaboración de menús basados en las necesidades alimenticias sugeridas por el nutricionista. Además se dedica a la elaboración de panadería y repostería sin gluten. El alimento no es la solución, pero acondiciona el cuerpo para recibir las terapias y los medicamentos”.